«Estamos unidos por la gastronomía, vamos a empezar a caminar juntos»

Un total de 159 socios de catorce entidades gijonesas amantes de la cocina asturiana celebraron su primer encuentro oficial

 CAROLINA SANTOSMARÍA CIDÓN KIERNAN GIJÓN.Sábado, 22 febrero 2020, 09:48

José Ramón González, el presidente de la sociedad gastronómica La Boya, lo tiene claro. El primer encuentro de sociedades es un paso para hacer muchas cosas juntos, de forma organizada, para compartir experiencias y obtener beneficios que puedan repartir entre todos, siempre con un punto en común: el amor a la cocina asturiana.

«Queremos hacer concursos, encuentros gastronómicos y culturales, catas de vino, viajes a las bodegas, degustar vinos en conjunto y llevarlos a nuestras instalaciones», enumera González.Thanks for watching!PUBLICIDAD 

La Boya es la responsable de haber convocado este primer encuentro de su tipo en Gijón, que tuvo lugar en el restaurante El Faro del Piles, de El Rinconín, donde los comensales disfrutaron de un pincheo abundante antes del almuerzo.

«Esta comida es para encontrarnos, conocernos y saber quiénes somos. Estamos unidos por la gastronomía, queremos arrancar y posiblemente investigar cosas. Queremos seguir teniendo productos de nuestra tierrina que es lo mejor», explica el presidente de La Boya.

El siguiente paso, según González, será formar una comisión de trabajo entre los representantes de las catorce sociedades gastronómicas, donde esperan que surgan todo tipo de ideas a lo largo del año. «Aquí vamos a empezar a caminar juntos y ya veremos lo que queremos cada uno, pero que estemos todos en el mismo enfoque», explica el presidente de La Boya.

Galería.

Primera calidad y de la tierra

Las sociedades de Gijón, o las peñas, como a los socios les gusta llamarse, son de todo tipo: abiertas a visitas, solo para hombres, otras son mixtas… En muchas de ellas, como la peña El Chipirón, se dedican a cocinar ellos mismos en sus locales y seleccionan los productos bajo criterios muy estrictos: tienen que ser de primera calidad y de la tierra. En otras, como Puente de Mandu, se identifican como ‘anárquicos’, siempre comen en restaurantes para evaluar la calidad de la hostelería y hacen homenajes a asturianos relevantes, señala Fernado de La Hoz.

También hay peñas radicadas en Gijón que tienen orígenes vascos y navarros, como la sociedad Lagun Onak-que en euskera significa ‘Entre amigos’- fundada en 1959 y con sede en la calle Cabrales. O Asogastur, cuyo presidente Alberto Puente es vasco y reconoce que su concepto «es absolutamente abierto (‘open mind’)», de cocina de fusión y también tradicional, y con mujeres socias porque con solo dos años de historia se consideran «el relevo generacional» y ven fundamental implicar a la familia en el ocio.

Fuente: el comercio

https://www.elcomercio.es/gastronomia/unidos-gastronomia-vamos-20200222002044-ntvo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *